…

… lo más difícil de crear un blog no es crearlo, es ponerle nombre! Cómo me cuesta! JP, mi marido, es muy alentador en cualquier cosa que me proponga hacer… pero muy exigente con los nombres… así que me tiene loca porque con su buena manera me bocha casi todos los nombres. Una pizca de mí, le gustó, y antes que cambie de opinión, creé el blog. Pero alguien ya había pensado en ese nombre antes (aunque nunca usó el blog), así que como soy bastante cabeza dura y no pensaba cambiar el nombre, lo registré así: unapizcademii (con dos “i”). Sí, es probable que no sea lo ideal, pero bueno si esto remonta vuelo, ya alguien se apiadará de mí y me ayudará a acomodarlo.

Adeus!