Masa de tarta super salvadora

Masa de tarta super salvadora

Lo prometido es deuda.

Ayer les prometí receta y casi la dejo para el viernes… pero estaba con el cargo de conciencia de que había prometido receta, así que acá estoy a las 23.55hs sentada en la cama frente a la computadora.

Me encantan estas recetas salvadoras, para los que viven trasmano, en el campo, como mi mamá. Para esos días en los que no tenés nada más que agua, aceite y harina, y nadie va al pueblo, o justo llovió. Sobre todo en este año tan difícil, donde muchos padecen la desgracia de caminos cortados por tanta lluvia. ¡Para vos mamá! Tomá nota. (Aunque creo que ya te la pasé). 🙂

Esto es muy, muy fácil. Es rica, casera, y te salva muchísimo!

Sólo necesitas:

  • 1 pocillo de agua
  • 1 pocillo de aceite
  • Harina hasta formar la masa

(Si querés hacer una masa más grande, sólo tenés que usar la misma medida de agua y aceite, y harina hasta formar la masa)

En un bowl colocar el agua y el aceite. También le agrego un poco de sal, pero esto es opcional.

 

 

Agregar la harina de a poco (yo la voy mezclando con un tenedor) hasta formar una masa ni muy chirla ni muy seca.

 

Un intruso en mi cocina

 

Y así como así, colocar en una tartera y darle forma con las manos.

 

Ahí está el intruso!

 

Rellenar con lo que más te guste y al horno!

 

 

Esta vez la hice de zapallitos. Pero podés hacerla de lo que quieras!

 

 

¿Vieron que fácil?

Adoro estas recetas salvadoras, que con nada sale algo rico. ¡Por muchas más recetas como ésta!

Que tenga un buen jueves.

 

Adeus!