Paseando por el bosque

Paseando por el bosque

Hoy viernes, un poco tarde… pero no quería dejar de publicar este post!

Hay un cambio en la sección Escapadas. Resulta que como muchas escapadas no hago, ni creo que vaya a hacer muy seguido, se me ocurrió pedirle a los que conozco que viven en otras partes que me cuenten de un rincón que les guste mucho de su lugar, para que nosotros los que los leemos podamos viajar un poquito. Y si llegamos a tener la suerte de ir a ese lugar, no nos perdamos ese rincón! Así que acá va mi primera invitada!

 

Hola!

Soy Eleonora y hace más de 10 años que vivo en Bariloche. Inés me invitó a participar en la  sección Rincones del Mundo de su blog para compartir con ustedes un poco sobre las salidas y paseos que hago con mi familia y amigos por esta zona de la Patagonia.

Un lugar que me encanta, entre tantos, es el Valle del Challhuaco que se encuentra dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. Queda a unos 20 km. del centro de Bariloche y se accede por un camino de ripio consolidado (unos 14 km. hasta llegar al refugio). Una vez que llegas al estacionamiento se pueden hacer varias caminatas de diversa dificultad y según las ganas que tenga uno de caminar.

 

 

Este lugar tiene un significado especial para mí ya que ahí realicé mi tesis de licenciatura. Como tenía que hacer trabajo de campo y relevamiento de datos, me quedé en el refugio 3 o 4 días recorriendo todos los senderos, sacando fotos y haciendo entrevistas a los refugieros y turistas que visitaban el lugar. Fue una experiencia de los más enriquecedora y disfruté mucho esos días ahí. Por eso es que a la hora de elegir un lugar para conocer en Bariloche, siempre pienso en este primero.

 

 

Una de mis caminatas preferidas es la picada al Valle de los Perdidos. Es aproximadamente 1:30hs de duración, con pocas subidas y bajadas lo cual la hace ideal para ir con chicos. Yo subí varias veces con mi hija de 3 años y estuvo bárbaro. ¡Eso sí, mucho juego y cuentos depor medio para que sea entretenido!

 

 

El Valle de los Perdidos recibe su nombre de una antigua anécdota que ocurrió aquí hace mucho tiempo. Se dice que en el tiempo de los primeros pobladores, una familia pionera se adentró en la zona y se perdió por estas laderas.
Otra caminatita linda es a la Laguna Verde. Serán unos 50 minutos aproximadamente con una pequeña subida al final. Se llega a un mirador desde donde se ve la laguna.

 

 

Lo mágico de este lugar es que cada estación del año tiene su particular encanto: en verano está todo verde y hay una explosión de amancays y mutisias; en otoño las hojas de los ñires y las lengas comienzan a cambiar de color y pasan a ser amarillas, naranjas y rojas; y en invierno todo cubierto por un manto blanco de nieve!

 

 

Cualquiera sea la época del año, este lugar tiene su magia particular y se lo puede disfrutar de manera única.

Hasta la próxima!!
Eleonora.